Renato Peñafiel: “Las expectativas con las elecciones mejoran, pero cuatro años no es suficiente” | Grupo Security

MESA CENTRAL 2 2584 4000

Renato Peñafiel: “Las expectativas con las elecciones mejoran, pero cuatro años no es suficiente”

2016 fue un período positivo para Grupo Security, pese a que la economía local no despegó el año pasado: sus utilidades aumentaron 14,6% hasta los $74.522 millones, los ingresos se elevaron en un 21%a $1.026.689 millones, mientras que subió su resultado operacional un 23,8% a $325.741 millones.

Con estas cifras, Renato Peñafiel -gerente general del Grupo Security-, celebró el balance del holding. Sin embargo, dice estar deprimido por el bajo crecimiento del país. La responsabilidad de este último recaería en las decisiones que ha tomado el Gobierno, según el ejecutivo.

En el marco del XXII Congreso de Finanzas y Negocios organizado ayer por Icare en CasaPiedra, fueron dos los desafíos que expuso Peñafiel para la industria financiera: en primer lugar, cambiar el modelo de negocios para que el consumidor sea el foco de la empresa, y no al revés. ¿El segundo? Que los cambios que ocurren en el mercado sean regulados de manera adecuada, y que las entidades financieras -y por sobre todo, que el regulador-, 'mire hacia donde va la pelota, y no donde está la pelota', planteó el ejecutivo.

¿Hacia dónde va la pelota?

-En los últimos años ha habido un cambio tecnológico muy significativo, que ha permitido que el consumidor sea quien elija qué tipo de instrumentos desea adquirir, dónde los quiere adquirir, y cuándo. En consecuencia, la obligación de las entidades financieras y del mundo real, es adaptar nuestros modelos de negocios y adaptar nuestros modelos operativos de manera de cumplir con las expectativas de los clientes.

¿Qué están haciendo en Grupo Security para ir en esa dirección?

-Nosotros, así como creo en varias otras entidades financieras, estamos internamente en un proceso de cambio. El banco el año pasado, de forma muy exitosa, no creo que exista un caso similar en Chile, cambiamos la base, el core bancario, el chasís, para prepararnos para esos cambios. De forma tal que ya estamos trabajando y esperamos en algún futuro avanzar significativamente.

 

Han hecho varias adquisiciones a lo largo de toda la vida de Grupo Security, ¿piensan crecer de forma orgánica este año, o también ven más adquisiciones en el horizonte?

-Las oportunidades se presentan, de forma tal que habrá que estar siempre atento a las oportunidades del mercado. Y en segundo lugar, nosotros tenemos una tasa de crecimiento, y forma parte de nuestro ADN, el año pasado crecimos más que la industria, y este año si miras las cifras, por ejemplo en el caso del banco vamos muy por encima de lo que ha sucedido en las colocaciones de la industria, de forma tal que también siempre mantenemos un crecimiento orgánico.

¿Cómo evalúa el panorama económico nacional?

-Yo estoy deprimido, y estoy deprimido porque llevamos cuatro años creciendo bajo la tasa de crecimiento del mundo, y también nuestros vecinos cercanos, de forma tal de que estamos en una mala situación. Las perspectivas, que de alguna forma lo indicó el presidente del Banco Central de forma muy realista, son moderadas, muy moderadas. Yo creo que Chile tiene un potencial de crecimiento y la pregunta de fondo es: ¿por qué no somos capaces de crecer a nuestro potencial de crecimiento?

¿Y cuál cree que es la respuesta a esa pregunta?

-Creo que este Gobierno ha tomado decisiones que lo único que han hecho es matar las expectativas de desarrollo y de inversión de todos los empresarios de este país.

¿Con las elecciones de noviembre podría cambiar eso?

-Mejora.

Pero las expectativas parecieran estar mejorando. Varios bancos de inversión argumentan que el IPSA sube con miras a las elecciones.

-Las expectativas con las elecciones mejoran, pero cuatro años no es suficiente si el mundo político no cambia.

¿Qué le parece que la Sbif reconozca el impacto negativo de la menor tasa máxima convencional?

-Nosotros debemos mover las regulaciones hacia donde va el mundo, el mundo va hacia una mayor inclusión, esa regulación, lo que hace es reducirla, y eso es lo que está reconociendo la Superintendencia.

¿Es bueno que lo reconozca?

-Es bueno que haya más inclusión.

Fuente: Pulso